En el comienzo del programa, Marcelo Tinelli recibió a Thiago, un nene de Tres Arroyos, de 12 años, que lucha contra el cáncer desde sus primeros meses de vida y no piensa bajar los brazos.

El conductor se acercó al nene, lo abrazó, lo besó e interactuó con él. "También quiero conocer  a Pampita, que es una luchadora porqu. perdió a una hija. Es una guerrera como yo", dijo el nene.

La jurado, quebrada, se acercó y abrazó al nene.

"Después quiero jugar al fútbol con vos", desafió Thiago, con mucha ternura y buena onda.

Thiago, con Marcelo y Pampita. (Foto: Ideas del Sur).

Más tarde, Fede Bal y Laurita Fernández salieron a la pista para bailar el Merengue. Antes, la dupla adelantó que para el ritmo Homenaje se inspirarán en Disney.

En la pista, la pareja ganadora del 2015 la rompió y sumaron 27 puntos. Pero mientras el jurado daba su devolución, una ex de Fede apareció en la tribuna. "Ella es cantante y muy talentosa...no fuimos novios", dijo el joven. "No la conozco pero está todo bien. Incluso puede venir a mi programa de radio", expresó Laura, muy madura y segura.

Buen Merengue de Fede y Laurita. (Foto: Ideas del Sur).

También, Tinelli hizo referencia a una nota publicada en DiarioShow.com que repasa a todos los campeones del Bailando con una galería de fotos. "Tenemos que hacer la Supercopa con los campeones", expresó el animador.

Por otro lado, Mica Viciconte aclaró su situación sentimental. "No estoy con Cubero. Somos amigos. No hubo beso ni nada. Pero la semana que viene vamos a ir a tomar algo así la prensa ve que sólo somos amigos".

En la pista, Mica y Jorge Moliniers no hicieron un buen papel y los evaluadores los castigaron con apenas nueve puntos, luego de un rotundo "0" de Marcelo Polino.

Por último, Flor Vigna volvió a aclarar que atraviesa un buen momento junto a su pareja, Nicolás Occhiato. Acto seguido, tras la salida de Agustín de Márama, hizo una gran coreo con su nuevo compañero y logró el puntaje más alto de la noche.