El periodista volvió al edificio de Juan de Garay y Azopardo después de varias décadas. Ahí, donde se editaba el diario Crónica y hoy están los estudios del canal de noticias Crónica HD, Santo Biasatti vivió también momentos inolvidables de su profesión cuando trabajaba junto a Héctor Ricardo García.

La llegada el viernes 16 al mediodía y recorrer cada lugar fue muy emocionante.

En el piso 10 (antes, y como ahora), están las autoridades de la empresa. Su ingreso fue Un "déja vu". Aún recordaba cada espacio, pese a que está todo con nuevo diseño y ambientación.

"Acá estaba, esta era mi oficina", "Acá escribía", "La sala de reunión sigue estando", "Acá había un cuadro de De la Vega", "Y me acuerdo de la placa de bronce con los récords de venta de Crónica".

A cada paso, una anécdota. Historias y más historias. Y llegó la firma del contrato.

"Volver a Crónica es un orgullo. Después de tantos años, estar acá, en este lugar, me motiva aún más para este nuevo desafío en el canal", dijo en tono firme y pausado, como si ya estuviera al aire.

El viaje en ascensor hasta el estudio tuvo su magia. En su cara se advertía la ansiedad por conocer un nuevo lugar de trabajo, el reencuentro con amigos y el saludo "uno por uno" de cada empleado.

Mientras saludaba y preguntaba, con su mirada recorría en "modo 360" su "nueva" casa.

De inmediato, se puso a trabajar. Reunión con los productores, ideas, aportes, acción, fotos y video.

Su debut en Crónica HD será en los próximos días. Con muchas ganas e integrado a la nueva programación del canal, que crece día a día, Santo sabe de la importancia que tiene estar al frente de un nuevo programa en las mañanas.

Santo, firme junto al pueblo.

El momento de la firma, en las oficinas del Grupo Crónica.

Un profesional que lleva puesta nuestra camiseta

Por Jorge Rodríguez
@jukisha

De aquellos inolvidables años 70 sobrevivimos muy pocos, periodísticamente hablando. Roberto Di Sandro, el escriba decano en Casa de Gobierno, Ricardo Filighera, alguien que conoce como pocos el ámbito de los actores y actrices, y quien esto firma, subjefe de Redacción del diario Crónica.

Tengo el recuerdo de Santo Biasatti trabajando en el mismo edificio donde en pocos días volverá a mostrar toda su capacidad profesional. Vuelo más de cuarenta años atrás y lo veo sentado en la sección espectáculos, frente a su máquina de escribir, en medio de ese ripequeteo de teclas, inconfundible sinfonía que se escuchaba en los medios gráficos de entonces.

Eran mis primeros pasos en la profesión y eso, sumado a que Santo, sin ser famoso, era ya un tipo reconocido, marcó distancia en la relación con ese personaje alegre, divertido, con una imagen totalmente opuesta a la que muchos conocen de él.

Por eso, la vuelta de Santo nos pone bien a todos. No sólo por ser un profesional con mayúscula, sino porque desde toda la vida lleva puesta la camiseta de Crónica.