Todos los años Susana Giménez corona su último programa con un tape de las mejores "perlitas" que ocurrieron durante el año. El domingo sin duda ganó una para el olvido. 

La conductora estaba presentando una publicidad de comida para perros con un pequeño cachorro en sus brazos. "Ay qué divino! Pero tiene un olor…", disparó. Lo que ocurrió es que el perrito estaba muy nervioso y se hizo caca sobre la diva.

"¡Ayyyyy! No, me muero. ¡Con razón! Vengan, traigan alcohol", pidió entre risas y disparó divertida a uno de sus asistentes: "Yo sentía el olor pero pensé que era tuyo".