Este martes, en el Bailando 2017, continuó el Ritmo Libre después de la histórica polémica por la coreo de Laurita Fernández y Fede Bal, que obtuvieron el peor puntaje del certamen.

El primero en salir a la pista fue la de El Polaco, que venía tener flojas presentaciones. Sin embargo, en esta ocasión, el cantante tuvo una buena performance.

Antes, en la previa, el artista se encargó de aclarar que Silvina Luna, su pareja, iría a verlo muy pronto a la pista. 

Luego de la coreo, el jurado premió al participante, que llegó a 20 puntos.

Después llegó el turno de Hernán Pqiuín y Macarena Rinaldi, que se había roto el tabique mientras ensayaba a la tarde. "Me dijeron que haga reposo pero igual quiero bailar", admitió la artista.

En la pista, la pareja, con la presencia de Facundo Mazzei obtuvo 27 puntos.

Lo sorprendente fue lo que ocurrió con Moria Casán, que admitió haber tenido un orgasmo al ver la coreo: "Tuvo un orgasmo tántrico sensorial. Voy a tener que ir baño". Para sorpresa de todos, la evaluadora se levantó y abandonó el piso por unos minutos.

Por último, Nancy Pazos, lookeada como Maléfica, incluyó en la coreo a tres chicos hipoacúsicos, que pertenecen a la fundación por la que lucha para cumplir el sueño. 

Conmovidos por la presentación, que dejó a Tinelli al borde de las lágrimas, el jurado premió a la periodista y a los chicos con 30 puntos, el puntaje perfecto.