En el comienzo del programa, la primera bailarina del Teatro Colón, Nadia Muzyca, realizó una magnífica apertura del ritmo Clásico, uno de los últimos en el Bailando 2017.

Por otro lado, Micaela Viciconte protagonizó el escándalo de la noche. Apenas salió a la pista, criticó al jurado por haber salvado a La Bomba Tucumana en el duelo de Homenajes.

Mica y su aceptable coreo con Jorge Moliniers. (Foto: Ideas del Sur).

"Si la mandaban al teléfono, La Bomba iba al muere. Deberían haber salvado a Jey Mammon. No estaba de acuerdo con su salvación, me enojé. Pero el jurado sabe más del show que yo. Seguramente hay cosas que no entiendo porque soy nueva", disparó y Marcelo Polino salió al cruce.

Luego agregó: "Lo que no entiendo es cómo nunca fue al teléfono. En las redes nadie la quiere. Es un mal ejemplo. Yo me banco ir al teléfono. Yo me rompo el lomo ensayando y ella ni viene a los ensayos".

 
En la pista, Mica presentó una coreo regular y tras el "1" de Polino llegó a 15 puntos.
 

Antes, Fede Bal y Laurita Fernández realizaron la mejor coreo de la noche en el Clásico y el jurado los premió con 20 puntos. Sin embargo, en la previa Lau tuvo inconvenientes con uno de sus calazados, pero rápidamente pudo resolverlo.

Lo más llamativo ocurrió luego de la coreo, cuando a pedido de Marcelo Tinelli, Fede le "comió" la boca a su novia con un tremendo beso.

Laura y Fede la rompieron una vez más. (Foto: Ideas del Sur).

Sol Pérez y Fernando Bertona tuvieron una floja presentación y apenas llegaron a 12 puntos. "Yo me esfuerzo, más no puedo dar, pero para la semana que viene vamos a seguir ensayando", expresó la chica del clima, un poco molesta.

Sol Pérez y una floja coreo. (Foto: Ideas del Sur).