A Luciana Salazar le falta muy poco para convertirse en mamá. Faltan sólo dos meses para la llegada de Matilda y la rubia está arreglando los últimos detalles para el baby shower de la bebé, como también para su real life, que mostrará los momentos previos al nacimiento de la niña. 

Pero no todo fue color de rosas para la modelo. En La Noche de Mirtha, contó que cuando estaba en una relación con Martín Redrado, tenían el deseo de ser padres, pero algo se los impidió. "El proceso fue duro, la verdad que no la pasé bien. Martín (Redrado) sí quiso tener un hijo conmigo, es mentira que no quería. Muchas veces hablamos este tema, él sabía mi deseo. Obviamente ya tenía su familia formada, y bueno, fue duro, sus hijos se oponían y ése era el peso fuerte que a mí me impedía poder lograr ese deseo y más con la pareja que yo amaba", disparó la rubia. 

"Él sabía la decisión, de hecho estuvimos un par de meses juntos con este proceso, pero bueno, fue insostenible por todo lo que generaba alrededor", agregó. 

Además, la modelo detalló el proceso de la subrogación de vientre: "La bebita genéticamente es mía porque son mis óvulos, éste es un tratamiento previo de congelación de óvulos". 

Salazar explicó los rasgos que podría llegar a tener la bebé: "La clínica te recomienda bancos de esperma, donde vos podés entrar y ver a los donantes y hasta podés llegar a escuchar la voz y no sé si conversar con él. Yo no hice eso".