Marcelo dio comienzo a la segunda noche de ritmo libre y la primera pareja en salir a la pista fue Tyago Griffo y Barby Silenzi, quienes realizaron una coreografía titulada “Noche latina”, en la que Tyago sacó a relucir sus virtudes de cantante.

En la previa, Barby desmintió estar embarazada y Gladys “ La Bomba Tucumana”, que estuvo en el estudio acompañando a su hijo, volvió a recordar su difícil infancia y disparó contra su hermana.

"Mi infancia fue humillante... no miento. Mi papá fue un asesino... Estoy orgullosa de lo que soy por mi esfuerzo. Tengo la misma sangre que mis hermanos... ¿por qué salen a hablar? Estoy destrozada y desilusionada de mis hermanos", expresó casi entre lágrimas, La Bomba.

Luego, Tyago presentó su número, pero pese a tener una gran producción, al jurado no le gustó: apenas sumó 15 puntos.

 

En segundo turno, Jey Mammon salió a la pista junto a Laura Oliva para hacer una coreografía basada en la defensa de la diversidad sexual. “Ojalá esto sea una semilla para que toda la gente pueda vivir su vida libremente”, comentó antes de la coreo.

Tras la emocionante presentación, y los elogios de Moria, Jey sumó 25 puntos. "La gente tiene que vencer sus prejuicios", expresó la Casán.

Por último, Mica Viciconte y Jorge Moliniers optaron por una temática egipcia. En la previa, Mica se cruzó una vez más con La Bomba, quien se encontraba en la barra aledaña al estudio. “Me encanta que estés en el Bailando, Mica, pero en este caso no me convenciste. Te faltó fuerza en el baile”, arrancó la ronda de devoluciones Ángel De Brito.

Sin embargo, el resto de los evaluadores fueron muy duros con Mica y la chica de Combate apenas llegó a 10 puntos.