En una desgarradora carta, Calu Rivero detalló el acoso sexual que sufrió por parte de su compañero de "Dulce Amor", Juan Darthés. Por culpa del mismo, la actriz abandonó la ficción en su mejor momento y guardó silencio. Pero cansada de callar, decidió hablar y contar su sufrimiento.

Por su parte, Darthés desmintió lo sucedido y tomó cartas legales. Además, estuvo en la mesa de Mirtha Legrand, donde aseguró que está "viviendo momentos difíciles". Otra de las invitadas al programa era Flor Vigna, quien es compañera del galán en la nueva ficción de Pol-ka, Simona. 

La finalista del Bailando decidió defenderlo y abrió la polémica. “Está bueno contarlo, me toca trabajar con Juan en Simona y es increíble cómo lo defienden sus compañeros. Como compañero es excelente, como hombre es muy caballero, no para de hablar de su mujer. Es muy cuidadoso y por eso es tan exitoso y estuvo en tantas tiras”, aseguró.

Y siguió: “Por eso digo que si fuera una actitud que se hubiera dado tantas veces, no hubiera trabajado tanto. Está buenísimo que las mujeres alcemos nuestra voz, pero también una chica que por un caso mediático… el mundo mediático es muy raro, las intenciones son muy raras. Cualquiera empieza a decir cualquier cosa con tal de tener un minuto. No por ella lo digo, sino de ser conscientes”.

Flor de la Ve por su parte, difirió con la bailarina y sostuvo: "Igual no me parece que ella sea esa clase de chica, que utilice lo mediático para decir cosas. La verdad es que está bueno que haya tomado acciones legales y que esto pueda llegar a buen puerto, pero yo no la veo como esa clase de chica. Es una chica de un perfil diferente”.

En seguida, la periodista María O'Donell saltó al cruce de Vigna. "Es un argumento horrible decir que es por un minuto de fama”, remató la periodista.

Luego de las polémicas declaraciones, las redes sociales estallaron de críticas. Incluso el periodista Ángel de Brito le suplicó : "Callate Flor Vigna, por favor". Varias actrices también salieron con los tapones de punta y criticaron la actitud de la bailarina de juzgar a la víctima. 

Horas después, la bailarina compartió un mensaje en Twitter y pidió perdón por si se había "expresado mal". "Perdón, si me mal expresé, no quise herir. Si ven el tape, se darán cuenta. Pienso que es muy importante que todo caso de abuso se denuncie y que no suceda más. Podemos debatir el tema, encontrar soluciones y escucharnos con más amor y menos prejuicios. #NoEsNo. +RESPETO entre todos", escribió.