Silvina Luna y el Polaco visitaron el living de Susana Giménez y se mostraron muy enamorados, a pesar de las idas y venidas en el último años.

"Estamos en son de paz", aseguró entre risas la modelo. Además, habló de los planes a futuro con el cantante y explicó que si se casan lo harán de manera privada. "Estamos enamorados y los proyectos están. Se habló mucho el casamiento, que sí, que no, pero fue más que nada un juego mediático", detalló. 

"Silvina es un amor de persona", reconoció el Polaco. Por otro lado, el músico se refirió a la denuncia por violencia de género que le hizo su ex Valeria Aquino: "Yo confío en la verdad y en la Justicia. Trato de no hablar de eso. Yo la respeto mucho a la mamá de mi nena. El tiempo aclara todas las cosas". 

La modelo también habló de su relación con Sol y Alma, hijas del Polaco con Karina "La Princesita" y Aquino respectivamente. "Me re divierto con ellas. Siempre ocupando el lugar que me pertenece, ellas tienen sus mamás", contó. 

La pareja confesó que uno de los momentos más difíciles de su noviazgo fue su paso por el "Bailando", donde protagonizaron varias polémicas por rumores de infidelidad del músico con Barby Silenzi. "Pero el amor fue más fuerte", sostuvo Silvina. 

Tambien pasaron por el living de Susana, Flor Peña y su novio, Ramiro Ponce De León. Ambos presentaron por primera vez en vivo a su primer hijo juntos, Felipe. La actriz ya era madre de Toto y Juan, fruto de su relación con Mariano Otero. 

"Hicimos de todo, muchos tratamientos y nada. Y dijimos 'bueno listo no tengamos'. Y ahí quedé embarazada", contó Flor, quien además aseguró que con "trombofilia bien diagnosticada" las mujeres pueden ser madres sin problemas. 

Además, confesó: "A nosotros nos costó mucho este bebé. Pensamos que no íbamos a poder ser papás. Fue muy fuerte la noticia". 

Felipe es el primer hijo de Ramiro y aseguró que está muy emocionado por la llegada del pequeño. "Estuve en el parto con Flor. Fue increíble", aseguró. 

El encargado de abrir el programa, fue Cacho Castaña, quien con 30 músicos en escena cantó "Cacho de Buenos Aires" y demostró que su talento sigue intacto.

Luego fue la hora de charlar con Susana, con quien recordaron viejas épocas. "Estoy muy bien, muy feliz", reconoció el legendario cantante, quien después homenajeó a Palito Ortega con la canción "El último rey".