Susana Giménez festejó sus 30 años al aire y el último programa del año con una espectacular transmisión en vivo desde el Gran Rex.

Entre todos los invitados, la diva recibió en un living improvisado a la "Abuela", el personaje de Antonio Gasalla, que abandonó el ciclo para irse a trabajar a Estados Unidos.

Junto a la diva hablaron de su paso por Nueva York y la "Abuela" reveló que las propuestas no le tentaron mucho.

Al final de su participación, Antonio Gasalla dejó a un lado el personaje, se sacó la peluca y le dedicó unas emotivas palabras a Susana con lágrimas en los ojos. 

"Siempre que trabajé con vos fue con un disfraz. Ya tenemos edad los dos para que hablemos como personas. Te quiero agradecer mucho. Tengo muy buenos recuerdos acá", comenzó diciendo el humorista. 

Y continuó: "Vos tenés una cosa muy particular en el trabajo, particularmente. Tenés una especie de calidad de persona que te hace querida por el pueblo. Espero que la "Abuela" sea un recuerdo...". "Imborrable", completó Susana.