Hernán Piquín se quebró en el Bailando 2017 al recordar el terrible episodio de inseguridad que vivió días atrás cuando al menos cinco delincuentes que lo sorprendieron en la portería del barrio privado donde vive, en el partido bonaerense de Pilar, le dispararon cuando él estaba en su vehículo.

"Cuando llego, me abren el portón y veo un personaje que yo no conocía en la guardia con chaleco antibala de la policía. Entré despacio con el auto porque pensé que algo pasaba", expresó Hernán en la sentencia ante la atenta mirada de Tinelli.

El dolor de Piquín, consolado por Maca Rinaldi.

"De repente vi tres personas corriendo detrás de mi auto. Encaré rápido y comencé a tocar bocina y a gritar hay chorros en el barrio, hay chorros, hay chorros y la gente empezó a despertarse y prendían las luces. Me dispararon y por suerte hubo impactos en mi auto. Pensé que me mataban. Estoy vivo de milagro. Un tiro casi me pega en la cabeza”, dijo el bailarín totalmente quebrado.

 

Más tarde, Marcelo dio a conocer el voto secreto de Ángel de Brito tras la finalización del Tango con un Jey Mammon que realizó una coreo muy floja.

De esta manera, Jey, Fede Bal y Laurita,  Consuelo Peppino, El Polaco, Tyago Griffo y Flor Vigna quedaron en la cuerda floja.

Todos los sentenciados.

En la sentencia, Mica Viciconte volvió a tener un fuerte cruce con La Bomba, que salió a defender a su hijo. "No opines de mi hijo, a vos nadie te quiere. Sos una atrevida. Ni tu mamá te quiere", disparó la cantante. "Con mi familia no te metas", retrucó Mica.

Momento caliente.

Por último, Jey Mammon salió al cruce de La Bomba: "Ella dijo que Mica tenía que ir al psicólogo para definir si era gay. Y no es una elección, es una condición... y ese concepto no lo puede tirar al aire".