El lunes se produjo un gran cambio en Crónica TV con la renovación íntegra de su pantalla. Desde los primeros informativos de la madrugada, hasta los programas de análisis político de la noche se transformaron para llevar mucha más y mejor información a los hogares argentinos, pero manteniendo la esencia de estar firme junto al pueblo.

Chiche Gelblung, que hasta ahora había estado en las mañanas del canal, se instaló en la grilla con “Chiche 2018”, de lunes a viernes, de 15 a 18. “Ahora contamos con una franja del día en que el eje de los acontecimientos informativos se encuentra en pleno desarrollo. Son muchos los temas que movilizan la agenda”, destacó Gelblung sobre este reinicio que lo tiene como uno de los protagonistas.

La alegría de Chiche (Foto: Carlos Ventura/Crónica).

Otra de las apuestas fuertes de este equipo de noticias es Horacio Embón, uno de los periodistas más importantes del canal, que ya cumplió dos años en la emisora.

Además de los segmentos cortos que realiza dos veces al día, ahora está lunes, martes, miércoles y viernes de 20 a 21. Horacio analiza sobre su nueva participación que “yo entiendo a Crónica. Es esto de no sólo el minuto a minuto, sino darle el carácter más universal a la noticia. Esto de que se pueda jugar en forma transversal para que lo puedan entender todos. Le sumo el valor agregado de Embón: sumarle un contexto, una entrevista y la posibilidad de que esa noticia tenga una edición más. Humanizo la información, porque es dura la realidad. La información tiene que servir. Hay que poner el cuerpo y el razonamiento en esto de contar noticias. Por eso trabajo con la palabra y también con el silencio. Esto de reflexionar con el que está del otro lado. Yo manejo el espacio televisivo, que es el estudio que va más allá del estudio. Vos le hablás a 360º, no a la cámara, eso es una mentira”.

Los jueves de 20 a 23.30 y los domingos de 18 a 20.30, saldrá al aire “1+1=3”, programa del ganador del Martín Fierro de Cable Santiago Cúneo, que continuará con sus investigaciones especiales que destapan lo más sucio del poder.

Cúneo y sus informes, un clásico. (Foto: Carlos Ventura/Crónica).

 

En el programa más matutino de todos están Gustavo Cappuccio y Rosanna González, que llevan a los televidentes los datos que todos tienen que saber antes de salir de sus hogares, de 4 a 6 de la mañana.

Cappuccio comentó con DiarioShow.com que “el primer día fue con mucha adrenalina porque, a pesar de estar hace muchos años en el canal, la apuesta de la renovación es grande, así que estábamos con algunos nervios antes de empezar. Tenemos un muy buen equipo de producción y me acompaña Rosanna y se suma Barbie Pereyra Corvalán. Sabemos que es muy temprano, como el nombre lo dice, pero empezamos con muchas ganas. Es un horario de muy buena audiencia. La propuesta es acompañar a la gente, divertir un poco y, por supuesto, informar”.

 

 

#CrónicaTVSeRenueva. De 4 a 6 comenzó #EsMuyTemprano con @gcappuccio y @rosannasgonzalez

Una publicación compartida de Crónica TV (@cronicatelevision) el

 

Leo Arias llevará de 14 a 15 “un recreo” a todos los televidentes con su Show. “La idea es hacer un programa dinámico, un resumen completo sobre lo más importante de la farándula, sin perder de vista la realidad. Me acompañan Penélope Canónico en policiales y Ricardo Fioravanti en deportes, pero debatimos todos los temas sin descuidar el estilo Crónica”.

 
Primera edición:

De 6 a 9, la jornada arranca con mucha información y una propuesta distinta. En un living con los conductores Daniel Gretzschel y Sofía Barruti, el ida y vuelta de las noticias, con los móviles y el acontecer del inicio del día.
 

@DaniGret73 y @sofibarruti debutaron en #PrimeraEdición, de 6 a 9 por @cronicatelevision. Acá nos cuentan cómo lo vivieron

Una publicación compartida de Crónica TV (@cronicatelevision) el

 
El backstage de #PrimeraEdición, en la emisión a través de Facebook Live:
 

 

Segunda Edición:

Jorge Cicuttin y Gabriela Dichiaro conducen la "segunda" mañana del canal, un clásico de los noticieros. Reflexión, análisis, sentido del humor y la impronta de siempre de Crónica, en un programa que colmó las expectativas de los televidentes.