El romance entre Bruno ( Albert Baró) y Lucía ( Delfina Chaves) es uno de los más esperados por los espectadores de "Argentina, tierra de amor y venganza". El miércoles a la noche, la pareja no podrá frenar la pasión y tendrá su primera escena de sexo. 

La posible concreción de una operación inmobiliaria con la casa del Tigre, propiedad de la familia Morel, obliga a Lucía (Chaves) a trasladarse hacia allí. Grande será su sorpresa cuando aparezca Bruno (Baró) en el lugar.

El español se hace pasar por un cliente interesado en comprar la propiedad para poder encontrarse a solas con Lucía. Si bien intentará mantener cierta distancia por ser la mujer de Ferreyra, ella ya no podrá evitar la atracción que siente por Bruno. "Dígame la verdad, Lucía. Dígalo. Aquí nadie nos escucha. Diga que aunque esté casada usted también me ama", le dice Bruno.

Alejados de todos, ambos se dejarán llevar por la pasión y tendrán sexo por primera vez. Preocupado ante la ausencia prolongada de su esposa, Torcuato (Vicuña) irá a buscarla al conventillo, donde será increpado por Giancarlo (Pasquarelli).