En el 2017, Araceli González destapó la olla y reveló que su relación con Adrián Suar no había terminado de la mejor forma.

Enamorada y en armonía desde hace 10 años con su actual mardio, Fabián Mazzei, la actriz se refirió a las declaraciones de su ex, quien la catalagó como "un amor tremendo".   

"Fue así. Y gracias a ese amor tremendo tenemos a Toto (Tomás, el hijo en común)", contó Araceli en la mesa de  Mirtha Legrand.

"Ara" aprovechó para dar su versión sobre esa historia de amor, que empezó en 1996 y terminó en 2004 con un divorcio escandaloso.

"Fue un momento de crecimiento mutuo como personas, económicamente, profesional y a veces las parejas no se pueden sostener hacia esa revolución. Él eligió a Pol-ka. Está bien. Yo como persona, como mujer, digo 'no me eligió a mí'. Pero eligió Pol-ka, era su trabajo, lo que el quería. Adrián eligió el trabajo y no la familia. Hay hombres que pueden equilibrar eso y otros que no pueden con eso. No lo voy a juzgar. Yo ya hice mi proceso personal para recuperarme de eso. Lo único que quiero es que tenga un gran vínculo con Toto", se despachó Araceli. (En el video, a partir del 1:33:53 hasta 1:34:52)

 

Araceli y Adrián oficializaron su romance en 1996 y en 1997 celebraron su casamiento con una fiesta para 250 personas en una quinta de Hurlingham. Fruto de esa relación, en 1998 nació Tomás Kirzner (el verdadero apellido de Suar), a quien apodan Toto.

Araceli y Adrián se casaron en 1997
Suar y su hijo Tomás

En 2002 empezaron los problemas de pareja y, después de dos años de separaciones y reconciliaciones, en 2004 firmaron el divorcio en medio de una guerra legal por una fortuna que, según había trascendido en su momento, fue de no menos de ocho millones de dólares.