Por Facundo Pedrini
@facu_pedrini
 

DIOS
Placa Negra. Solo números.
16:40
Matar lo que no se puede matar.
16:41
El pueblo espera en silencio que alguien le diga que no es cierto.
16.42.
No hay nada más arriba que esos números.
16.43

Un reloj de números blancos con fondo oscuro y sin música se extendió durante 3 minutos. La primicia que Javier Diaz, cronista estrella que después regreso como director de Noticias, dio sobre la sobredosis de Diego Maradona en Uruguay después que Coppola jure que era hipertensión y la propia familia, allegados y cuerpo médico lo hayan negado, era un precipicio imposible de atajar. Nunca había sido tan terrible tener razón.

La sobredosis era cierta.
El infarto era cierto.
El vacío era cierto.
Vacío de Dios.
Y de repente, el hombre sin tiempo se quedaba sin tiempo.

Alguien pintó una tela apresurada que decía DIEGO VIVE y la colgó en la reja que separa la Plaza de Mayo de la Casa de Gobierno. Dije alguien pero quise decir todos. Nunca un mediodía duro tanto. A las horas volvimos a tener pulso de nuevo, llegaron los partes médicos, los rostros que hacían gestos a las cámaras, el testimonio de Claudia Villafañe para terminar con los rumores, los especialistas que salían por la radio para decir que el miedo de la muerte ajena espanta porque nos enfrenta al fantasma de la muerte propia, los homenajes de los canales de deportes a todas sus camisetas, los compactos de sus 589 goles y las cadenas de oración en Nápoles con el zócalo: Fuerza Diego.

Las placas de Crónica mataron a todos los actores de la obra. Desde gobernadores hasta Pepino el Payaso, el personaje de titanes en el ring que se enteró de su muerte mientras comía spaghetti con su mujer (Luego salió al aire para decir “estoy vivo”) pero no pueden titular la falta de Dios. La filosofía pudo matar a Dios. El periodismo no y Crónica tampoco.

El suicidio del empresario Alfredo Yabrán, el de Leonardo Simons y el de René Favaloro. La renuncia de Cavallo como ministro de Economía de Menem. La salida de Guillermo Coppola de la cárcel y el doping de Diego Maradona en Punta del Este. La explosión en Rio Tercero (Córdoba). La muerte de Carlos Menem (hijo). El nacimiento del tercer hijo de Marcelo Tinelli. La grave enfermedad de Sandro. El caso Carrasco, que motivó el fin del servicio militar obligatorio. El repudio a Mario Firmenich en una marcha en  conmemoración de los 20 años del padre Carlos Mugica. El motín en la cárcel de Sierra Chica. El accidente de Lapa. La toma de rehenes en el Banco Nación de Ramallo. El crimen de José Luis Cabezas. La tragedia de Cromañon.

Y las muertes de Néstor Carlos Kirchner, Nicolás “Pipo” ManceraEmilio Moyano, uno de los hijos del líder de la CGT. El atentado a la AMIA y el suicidio ante las cámaras del comisario Mario Oscar “Malevo” Ferreyra y La tragedia de Once fueron primicias apiladas en una historia fresca, porque él crédito popular se muda con la sombra, como un pibe que lleva el diario íntimo de la casa de la prima, como un campesino que siembra vientos.

El canal de noticias encontró tecnología, al fondo de croma verde con el obelisco haciendo juego le llegó la escenografía, las 24 horas en vivo nunca fueron tan directas. Por la visión de Raúl Olmos y Marcelo Carbone y bajo la conducción de Ariel Said, Crónica insiste por sí mismo, no se resigna a ver bien de lejos, está firme junto al pueblo porque no confunde coincidir con acompañar. La placa roja no se retira, suma colores, y es para siempre.

Ver más productos

La Iglesia recuerda la Exaltación de la Santa Cruz

La Iglesia recuerda la Exaltación de la Santa Cruz

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Discusión entre Sandleris y banqueros casi termina a las trompadas

Discusión entre Sandleris y banqueros casi termina a las trompadas

Un tesoro a proteger

Un tesoro a proteger

Ver más productos