@Rfilighera

Otra verdadera perla en la cartelera teatral porteña perteneciente al destacado dramaturgo francés Joel Pommerat (51), de valioso recorrido, también, en el cine. En Europa, Pommerat es una de las plumas más significativas en el abordaje escénico del testimonio social e histórico. El año pasado, en el teatro San Martín, se conoció su obra “Todo saldrá bien(1) Fin de Luis”, una atípica propuesta de 5 horas de duración, con dos intervalos, que generó impacto como teatro de ideas y político.

Precisamente, ahora se acaba de conocer “La reunificación de las dos Coreas” en la emblemática sala Cunill Cabanellas del San Martin. El título de la presente pieza alude a una frase que se desliza de la boca de uno de los personajes y se planta como una sutil alegoría en relación al atractivo disparador que es nada más ni nada menos que el amor.

"La reunificación de las dos Coreas"

La pieza está compuesta de 18 escenas que transitan el complejo camino de los vínculos humanos y las relaciones de parejas. El abanico a recorrer es amplio en la diversidad de factores a desarrollar, aunque los conflictos tienen que ver con la mencionada problemática en cualquier tipo de sociedad. El amor es el nervio motor de cada una de las situaciones a exponer. Y si se habla de amor también se habla de desamor, traiciones e infidelidades.

El amor, en definitiva, es la fuerza que gobierna al mundo y Pommerat lo expone con particular fuego sagrado en cada una de las historias que asumen protagonismo esencial en ese equilibrio tan único, personal y frágil que es la condición humana. En tanto, el autor eligió este espléndido formato de cuadros que nos permiten en un espacio de dos horas transgredir los límites de la continuidad argumental y presentarnos así personajes en derredor de ese paraíso ¿o infierno? tan querido y tan temido que son los afectos. En consecuencia, una obra diferente en cuanto a su línea argumental de la tradición de Joel Pommerat.

"La reunificación de las dos Coreas"

El formato, como señalamos, es atractivo aunque no novedoso. Cabe recordar que el querido Oscar Viale hizo su irrupción en la autoría, allá por 1967, con aquel debut escénico que se llamó “El grito pelado” y que fue el encadenado de varios sketches sobre el sentir ciudadano, costumbrismo mediante, y los miedos, angustias y deseos imaginarios. Y lo hizo, a instancias del humor, herramienta fundamental del recordado autor en la que también Pommerat abreva.

El elenco que integra la presente obra es sumamente creativo en las formas y en el estilo que encarnan a cada una de las criaturas que les toca en suerte desarrollar. Ingrid Pelicori, Esmeralda Mitre, Mario Alarcón, Natalia Cociuffo, Pablo Lambarri, Maruja Bustamente, Caro Solari, Javier Pedersoli, Agustín Rittano y Alejandro Viola son altos exponentes de una particular garra creativa. Clase magistral de actuación.

"La reunificación de las dos Coreas"

La traducción del texto, a cargo de Guillermo Pisani y María Luisa Gingles, pone el acento en una mirada más bien local y lo adapta sin perder la esencia. La dirección de Helena Tritek es creativa y con pulso firme en un espacio vacío, en donde esas “marionetas” nos introducen en la vida misma, postales, en definitiva, reconocibles a la salida del propio teatro, en la misma calle Corrientes.

Ver más productos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

Ver más productos