@Rfilighera

La directora Corina Fiorillo es la responsable de la puesta en escena de "Carcajada salvaje" y ha logrado sacar los mejores atributos escénicos e impronta histriónica de dos intérpretes de excepción: Verónica Llinás y Darío Barassi, quienes manejan como nadie la cuerda del humor, pero también los perfiles dramáticos.

La obra que nos ocupa en estas líneas pertenece a la autoría del dramaturgo y actor norteamericano Christopher Durang, de extensa trayectoria por el off Broadway y ganador de diversos premios, entre ellos un Pulitzer y un Tony. En consecuencia, y con estos pergaminos, estamos ante la presencia de una pluma de fuste. Empero, en esta oportunidad, la base argumental fue reacondicionada a personajes y situaciones de la vida cotidiana local. Y habrá que reparar que, seguramente, los aportes dados por Corina, así como también por Verónica y Darío fueron muy eficaces y los resultados están a la vista.

Verónica Llinás y Darío Barassi protagonizan "Carcajada Salvaje".

Más que monólogos, la pieza está estructurada como dos unipersonales en términos de rigurosa actuación. En la primera parte del espectáculo sale a escena Llinás, en la siguiente Barassi. Encarnan a dos personajes sumamente conflictivos, superados por sus traumas, deseos incumplidos y frustrados sueños. Son seres de la vida común, necesitados, aunque ellos no lo manifiesten, de afecto y comprensión. Pero esas necesidades tan perentorias en la búsqueda de sentimientos se van a transformar en verdaderas calderas a punto de explotar. Es que, por otra parte, dibujan los perfiles de todo aquello que criticamos como recorrido de vida: intolerancia, violencia, agresividad, denostación. Rasgos que, sugestivamente, asumimos en la vida cotidiana como una manera de ejercer la hipocresía y la mentira.

La carcajada, en consecuencia, será salvaje, cruel, dominante y punzante. Se opera sin anestesia. Corina Fiorillo dota a sus dos criaturas de una particular combinación de inocencia y maldad. Los instala en un escenario minimalista y los proyecta hacia la platea como seres desnudos, reconocibles y sumamente contradictorios.

En cuanto a las actuaciones, tanto Verónica como Diego plasman verdaderos capolavoros. Sus máscaras son inconmesurables en los registros de la verosimilitud y lo patético. El humor lo tienen internalizado desde en el cuerpo y la mente y, en este sentido la comicidad cede paso a la reflexión y, en el camino siguiente, a la mueca dramática. La humanidad de estos personajes estallan, por momentos, en carcajadas salvajes de tanta magnitud como los grandes misterios del propio universo. En conclusión, nadie es tan bueno ni malo. Cada uno de nosotros constituye el espejo de todas esas zonas oscuras de nuestros vecinos.

Ver más productos

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Cómo ahorrar y ganar plata en medio de la crisis

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Tuvo leucemia a los 14, sobrevivió y escribió un libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Celebración virtual del Día Mundial del Libro

Homenaje a los trabajadores de la salud

Homenaje a los trabajadores de la salud

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Huevos de chocolate caseros para una Pascua en crisis

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Macri lanza su libro de memorias y no se guarda nada

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

Le diagnosticaron leucemia a los 14 y vivió para contarlo

10 libros para regalar el Día de la mujer

10 libros para regalar el Día de la mujer

Ver más productos