Por @BeluCandia96

En su segunda temporada y con incorporaciones que cambiaron algunos roles, la comedia del dramaturgo inglés Michael Frayn, en clave vodevil, contiene dos historias en una. Por un lado, el ensayo general de un grupo de actores de una obra, un día antes del estreno, y por el otro, lo que sucede el mismo día del debut: los enredos, problemas por malentendidos y amoríos que surgen detrás de escena entre los actores y el director, quien es interpretado por Fabián Gianola.

Siguiendo esta lógica, la acción tiene dos etapas bien marcadas. Una con la escenografía de frente a la platea, y otra, giro del escenario mediante, gracias al cual el público queda tras bambalinas, donde la historia toma un ritmo vertiginoso, delirante y muy divertido.

El elenco encabezado por Ana Acosta, Darío Lopilato y Fabián Gianola encuentra sólido apoyo en Chiqui Abecasis, Esteban Prol, Sabrina Artaza, Carolina Pujol, Mauro Francisco y Vanesa Butera.

Cada actor interpreta a dos personajes: el artista y la persona a quien interpreta en la obra teatral. Durante toda la obra el ritmo es sostenido, y quizá lo que más situaciones de risa provoca es la "parte B", justamente, entretelones, donde quedan en evidencia los inconvenientes que padecen los actores.

Ana Acosta, quien se incorporó en esta nueva temporada en lugar de Georgina Barbarossa, es de lo más destacable; se muestra dócil, graciosa y atrapa al público desde el primer momento.

En esa misma línea se encuentra Sabrina Artaza, quien se muestra sensual arriba del escenario y también genera risas en los espectadores. Nota aparte para el vestuario -los intérpretes cuentan con varios cambios- y la escenografía, que es bastante completa y funcional. Se presenta de miércoles a domingos en el Teatro Broadway.