@Rfilighera

El catalán Jordi Vallejo es escritor, guionista televisivo y de cine y también dramaturgo. Precisamente, de su autoría, se acaba de conocer en la cartelera porteña su obra “El test” que, con la dirección del experimentado Daniel Veronese, cuenta con un elenco integrado por Jorge Suárez, Carlos Belloso, Viviana Saccone y María Zubirí.

La historia tiene un disparador puntual y concreto: un dinero, opción fundamental para la necesidad y disfrute perentorio o una cantidad muy seductora y mucho mayor pero con el devenir del tiempo, en días, meses y años. Así las cosas, al matrimonio compuesto por Jorge Suárez y Viviana Saccone (Héctor y Paula) recibe de un amigo de ambos, Toni ( Carlos Belloso), hombre de negocios y especulador en todo tipo de finanzas, una particular propuesta. Cien mil dólares a partir del día siguiente o un millón de la misma moneda dentro de 10 años.

Luego se sumará a escena Berta, la última adquisición sentimental de Toni. Y precisamente será Toni quien invite a su departamento a Paula y Héctor para tratar de consumar tal particular objetivo. El tema en sí emerge de ese mosaico bien identificable que es la cotidianeidad. Situaciones y componentes propios que pueden suceder en la vida de cualquier hijo de vecino.

Los deseos, las angustias, las presiones monetarias, las deudas contraídas, esa plata que no alcanza, los bajos instintos y el hecho de poder conseguirla, si es posible, con el menor esfuerzo. Y ahí está, la condición humana en su estamento más débil, más polémico, en donde todo parece presentarse como blanco o negro, donde todos los trapitos al sol van a aparecer como por arte de magia, en una sucesión de chicanas, fuego cruzado y permanente pase de acusaciones compartidas.

Una vez que Toni comenta el ofrecimiento, Héctor y Paula se debatirán en una contienda sobre lo que se hizo y no se pudo hacer en ese recorrido conyugal provisto de caminos áridos y sinuosos. Héctor es una persona conservadora, sin mayores desvelos que una vida común, ordenada en sus rasgos más esenciales. En tanto, su esposa, Paula, abocada a su participación en una ONG, ahonda en cuestiones de convicción social y las mantiene firme como declaración de principios insoslayables.

Toni es un ser siempre dispuesto a sacar provecho de su semejante. No tiene dudas en afirmar que el fin siempre justifica los medios. Berta, en cambio, es la presa que se dará cuenta de su condición, atemperando, sobre el final, la expectativa que se rompe en esa relación (maldita) con Toni.

En lo interpretativo, Carlos Belloso y Jorge Suárez, histrionismo y magia escénica mediante, nos regalan una verdadera clase de humor con un plafond también muy serio para la reflexión. Una sociedad impecable que, por momentos parece rendir tributo a aquellos inolvidables cómicos de la revista porteña. Viviana Saccone, por su parte, une, con su acostumbrado talento, la comedia y el drama, y María Zubiri se integra con mucha seguridad al combo actoral y confirma bondades de búsqueda como las que habíamos apreciado en aquella participación suya junto a Raúl Rizo en “Correas”, precisamente en el teatro Del Pueblo.

La obra se puede ver de miércoles a domingos en una de las salas del Multiteatro, Corrientes 1283, Ciudad de Buenos Aires.