@Rflighera

Omar Suárez, dueño del emblemático boliche nocturno Cocodrilo, se lanzó, desde hace algunos años, como productor y actor en el complejo rubro de la revista porteña. Y en esta temporada lo ha vuelto a realizar desde el teatro Olympia, en Mar del Plata, con la producción Cocodrilo, pan y circo” y que cuenta con la participación estelar del veterano Santiago Bal, un experto en esas lides, y un elenco que se caracteriza por la suficiente capacidad en cada uno de los aspectos artísticos.

En efecto, tal como se desprende del título, el espectáculo brinda tributo a algunas de las áreas fundacionales del teatro rioplatense. Y esto que puede sonar algo altisonante no lo es en absoluto, ya que lo recorre con mucho humor, música y danza, etapas artísticas de nuestros escenarios, reiteramos, aggiornado a los tiempos que corren.

Omar Suárez es el mentor de este show y ha encontrado en su esposa, Denis Cerrone, cantante, bailarina y actriz, el respaldo necesario para urdir con eficacia un show con mucho punch musical y con el plus de Bal, impecable en cada una de sus intervenciones y guionista (y director) de sus propios cuadros.

La primera vedette, la mediática Flor Marcasoli, además de un físico privilegiado ostenta valiosas inquietudes en el baile y lo demuestra con creces en el escenario. Además, en el terreno interpretativo plasmó una muy buena composición de interpretación de la ex presidenta Cristina Kirchner junto a su partenaire, el “dueño del circo”, Omar Suárez, en sus diferentes roles de Néstor y otros integrantes de la farándula política.

El staff del elenco femenino, más que efectivo: Bianca Iovenetti, Jochi Quiles y Charo Sanmarone. En el humor, Alejandro Dávalos recorre varias facetas entre el chiste y los personajes. Decididamente, un hallazgo. El dúo de acróbatas (Mauricio Gurini y Laly Yacebaly) le da ese marco tan especial y mágico que hace, en definitiva, al mundo del circo.  En tanto, los bailarines Juampi Bataglia y Nazareno Cruz completan un staff de jerarquía en el combo integral del show.

Para tener en cuenta: la bailarina Jochi Quiles, una vedette en equilibrada conjunción de físico y talento, seguramente protagonista ideal para los grandes desafíos revisteriles y musicales que se vienen. Finalmente, la dirección de Denis Cerrone le pone rúbrica a la estructura de un espectáculo que reúne a todo tipo de público: chicos y grandes.