El último capítulo de " Game of Thrones" generó muchísima repercusión y tuvo tanto admiradores como detractores. Para muchos de los fanáticos, la última temporada de la serie no tuvo el mismo cuidado que las anteriores y eso se notó en dos terribles bloopers. 

En el cuarto capítulo apareció un vaso de Starbucks en una escena y generó indignación entre los espectadores, ya que una mega producción como la de la serie tendría que haber notado el error.

LEÉ TAMBIÉN: Los mejores memes por el final de " Game of Thrones"

Sin embargo, la equivocación volvió a repetirse en el capítulo final del programa. En una escena donde están todos los lords y ladies de los reinos, se puede ver una botella de plástico de agua detrás de Sam Tarly, el personaje de John Bradley-West. Si bien se nota que el actor intentó disimular el objeto, no tuvo mucho éxito.