" Luis Miguel, la serie" causa furor en Netflix. La historia sobre la vida del cantante mexicano atrapó a todos desde su primer capítulo. 

En la ficción, se luce el actor argentino César Bordón como Hugo López, ex representante del artista a finales de los años 90. Asumió ese rol cuando el "Rey Sol" decidió que su padre, Luis Rey, no continúe como su manager. 

“Estaba proyectada para ser una gran serie, tenía todas las condiciones necesarias, Netflix sale a todo el mundo. Luis Miguel es una figura por sí solo y todo estaba puesto para que así sea", contó en una entrevista que brindó a "Tarde Xtra" por C5N.

Luego, manifestó: “Lo primero que la gente dudaba es que hubiera una serie de Luis Miguel, sin él pero a partir del segundo o tercer capítulo la gente se encariñó con la historia y el protagonista, Diego Boneta”.

Por otro lado, expresó: “No diría que soy un fan de Luis Miguel pero la música forma parte de la vida de todos y es inevitable que uno no tenga referencia de una canción de los Beatles, de Sandro, y Luis Miguel está muy metido en nuestra cultura. Tengo varias épocas identificadas con su música y particularmente algunos discos de la era de los romances que a mí me gustaba y yo estaba vinculado artísticamente al tema de los boleros en el momento que los sacó. Años después resulta que el personaje que hago fue el que generó esos discos”.

Además, Bordón reveló que “no tenía idea” de la vida personal de Micky debido al gran hermetismo que este tenía con su vida privada. Sin embargo, relató que su personaje lo hizo a base de “instinto y por los dichos de Luis Miguel que se desarrollaron en el guion porque no había material”.

Por último, fue consultado sobre Lucia Miranda, quien es la viuda de Hugo: “No sabía de su existencia. Quise llamar a Valeria Lynch debido a que también fue representada por él, pero con la velocidad que salió el proyecto, el viaje a México y el comienzo que comenzó las grabaciones, no pude investigar”.