@AnaliaCab

Se mueve sigilosamente por los laberintos del poder como si hubiera nacido para eso. Todos lo conocen como el jefe de campaña de Armando Badajoz, pero Rubén Osorio (Joaquín Furriel) es un hombre misterioso que responde a las esferas más altas del poder: el nombre del sujeto que tenga que apuntalar en el momento es pura anécdota.

No tiene escrúpulos ni conoce los límites, y su único fin es trazar alianzas que le permitan cumplir con sus planes. Cuando Badajoz es asesinado, en el primer episodio de "El Reino" ( Netflix), él redirecciona toda su influencia y atención al pastor Emilio (Diego Peretti) y Julio Clamens (Chino Darín), su mano derecha.

En diálogo con DiarioShow.com, el actor contó que su personaje "no tiene una estructura moral para guiar sus acciones, tiene un sentido del pragmatismo muy elaborado, y es una persona que está entrenada en los servicios de inteligencia, no se limita a lo político. Lo que tiene de interesante es que hasta que no termine la serie, el espectador no va a poder definir del todo quién es, lo va a ir conociendo muy de a poco, es súper misterioso".

Una escena junto al Chino Darín y Diego Peretti. (Foto: Netflix)

Osorio aparece en escena en momentos clave, para encauzar las cosas hacia donde él quiere, o mejor dicho, hacia donde tiene encomendado dirigirlas. "Él responde a un poder superior, económico, el establishment, que no tiene cara, él es la cara visible, una especie de operador de oras personas que son los que manejan las cosas a gran nivel. Para mí fue muy interesante hacer un personaje que no tiene emotividad, no tiene lenguaje sensorial, es distante, nada le provoca nada, él resuelve" describió el actor.

Por su capacidad maquiavélica de manipular ideas y personas, uno puede acordarse del genial Francis Underwood de "House of cards" pero, a diferencia de éste que a la larga quería ser reconocido y ganar prestigio -al punto de llegar a la presidencia de Estados Unidos- Rubén prefiere habitar las sombras.

"Para mí fue muy interesante hacer un personaje que no tiene emotividad, no tiene lenguaje sensorial, es distante, nada le provoca nada, él resuelve"

Por eso, Furriel explica que no se inspiró en nadie de la política "ya que a estos tipos justamente nadie los conoce, no tienen el ego colocado en que se los vea, no les interesa la exposición. Si bien Rubén está muy confiado en sí mismo, le resulta más seductor manejar lo que pasa por detrás, se siente fuerte ahí, en el entramado. Por eso era difícil encontrar un personaje local porque no los ves. Son los que se manejan en otra zona de la política".

"El personaje son sus acciones" resumió Furriel a Rubén Osorio. "Su historia está fuera de campo, es lo que llamo un papel 'líquido'" detalló. Acerca de esta serie, el actor enfatiza que "en un país como el nuestro en que todos hablamos todo el tiempo de política, me atrajo especialmente la temática, creo que debería haber más de este tipo de productos, tenemos material de sobra".

A.C