@perez_daro

Ayer se entregaron los Oscar que otorga la Academia de Hollywood. Como siempre, la ceremonia estuvo llena de glamour y con muchas figuras importantes de la industria cinematográfica. La 90º entrega de los Oscar se realizó, como hace varias ediciones, en el Dolby Theatre de Los Angeles y estuvo a cargo de Jimmy Kimmel en la conducción, por segundo año consecutivo.

El anfitrión comenzó con un monólogo que tuvo una temática feminista: “Si luchamos por acabar con el acoso sexual en el trabajo, las mujeres sólo tendrán que lidiar con ello en el resto de los ámbitos de su vida”, y comentarios sobre las diferencias en la industria: “Recuerdo una época en la que los principales estudios no creían que una mujer o una minoría pudieran protagonizar una película de superhéroes y la razón por la que recuerdo esa época es porque era marzo del año pasado”.

Ya en los primeros minutos de la velada, nombró al considerado monstruo de Hollywood, el productor Weinstein, acusado de abuso y violación, pero sin chistes: “No podemos permitir la conducta de Harvey Weinstein. Tenemos que trabajar juntos para ponerle fin al acoso sexual”.

Luego, mencionó que Oscar, como premio, es un ejemplo porque “es el hombre más respetable. Tiene las manos donde podemos verlas, no dice groserías y, lo más importante, no tiene pene”.

El primer ganador de la noche fue Sam Rockwell, que se llevó un Oscar como actor secundario por “Tres anuncios para un crimen”. “Quiero agradecer a la Academia, ¡por Dios, nunca pensé que diría esas palabras!”, comenzó su discurso el galardonado, para luego agradecer a su familia, sus colegas, pero muy especialmente a su amigo fallecido y también gran actor Philip Seymour Hoffman.

Luego llegó el turno de la factura técnica. Como Mejor diseño de vestuario, ganó “El hilo fantasma”, mientras que “Las horas más oscuras” se llevó el de Mejor maquillaje y peinado. “Dunquerque” se llevó los dos premios por sonido (mezcla y edición).

La forma del agua”, que tuvo 13 nominaciones, ganó la estatuilla a "Mejor película" y Guillermo del Toro se llevó el galardón de "Mejor director" por el film. Además, ganó las ternas de "Diseño de producción" y "Música Original".