@Jimegol20

Esta noche se celebra el evento más destacado de la industria cinematográfica, la entrega de los Premios Oscar. Las especulaciones respecto a los nominados y posibles ganadores son motivo de debate en el mundo entero, sin embargo, es la antesala la que genera una mayor atracción en los espectadores.

Un desfile de estrellas luciendo lo mejor de la alta costura, mejor conocido como la alfombra roja.

Año tras año, las celebridades se presentan con diseños originales que pertenecen a las principales casas de moda, un lujo que solo es accesible para aquellas mujeres y hombres cuyos salarios superan las siete cifras.

El negocio

Preparar el look perfecto para la gala, es un trabajo que comienza varios meses antes de la premiación. Son los estilistas quienes hacen de mediadores estratégicos entre los diseñadores y los artistas para elegir el look que presentarán. Un trabajo que, de resultar exitoso para todas las partes, puede llegar a generar beneficios económicos tanto para las firmas involucradas, la asesora y la actriz.

La estilista Jessica Pastor, que trabajó con Emily Blunt durante muchos años, reveló que se podría llegar a ganar entre 30 y 50 mil dólares por conseguir un acuerdo entre una casa de moda y una celebridad; mientras que la famosa en sí podría ganar en ese acuerdo entre 100 y 250 mil dólares.

Anne Hathaway, por ejemplo, recibió 750 mil dólares en 2011 por parte de Tiffany & Co. para utilizar sus joyas durante la gala de los Oscar; mientras que Gwyneth Paltrow embolsó 500 mil dólares por usar joyas de Louis Vuitton.

Anne Hathaway y sus joyas  Tiffany & Co. en 2011.

En 2014, Charlize Theron combinó su Dior con un collar de Harry Winston de diamantes y esmeraldas valorado en 15 millones de dólares. Y el espectacular Dior con que Jennifer Lawrence protagonizó una comentadísima caída cuando se alzó con el Oscar, fue el más caro de la historia de la alfombra roja: 4 millones de dólares.

La inversión por parte de las marcas y diseñadores es grande. Sin embargo, es una estrategia de marketing bastante interesante que se traduce en publicidad ilimitada. Imágenes del look en sitios web, comentarios y repost en redes sociales, análisis en blogs especializados, menciones en los canales de televisión y hasta memes. El canal es indiferente pero todos quieren un lugar en la historia de las alfombras rojas. Incluso el público, que juega a ser testigo y jurado de todos los looks.

Pero ¿qué características debe tener un vestido para ser digno de los Oscars?, con la etiqueta sola no es suficiente; puede ser un color de tendencia, bordados artesanales o diseños realizados a mano que llevan hasta 60 horas en tomar forma; aunque son los actrices quienes les dan vida a las creaciones.

Jennifer López

Hagan sus apuestas

Este evento se convirtió en una forma de retratar las tendencias de la época y supo ser escenario de momentos inolvidables que reflejaron el arte del vestir en su máxima expresión. A horas de una nueva edición, crece la expectativa por ver finalmente, qué look eligieron las celebridades.

Algunos nombres son habituales en las listas de las mejores (y peores) vestidas para la alfombra roja de los Oscars. Charlize Theron, Nicole Kidman, Penélope Cruz o Emma Stone suelen brillar en este tipo de eventos. Sus vestidos y los estilismos elegidos se encuentran entre los más esperados de la ceremonia y son de los más aplaudidos.

Emma Stone

Entre las mayores apuestas para este año, se encuentran Margot Robbie, Saoirse Ronan y Emma Stone, que siempre se ubican en el top 10 de las mejores vestidas. No es para menos, las marcas que las suelen vestir son Louis Vuitton, Gucci, Chanel (cuyos diseños seguramente se destaquen en la alfombra roja, luego del fallecimiento de su mente creativa Karl Lagerfeld), Christian Siriano, Elie Saab, Versace, Armani y Valentino.

La gran favorita de la noche es la nominada a mejor actriz, Lady Gaga. Y aunque muchos dudan si efectivamente podrá ganar la estatuilla por su trabajo en “Nace una estrella”, lo que sí es seguro es que su estilo será impactante y tendrá un lugar asegurado en la historia de los Oscars.

En cuanto a las tendencias, no sólo el clásico y elegante negro será de la partida, también se espera que los colores vibrantes tengan un lugar importante en la alfombra roja. Los tonos ácidos y flúor pueden llegar a verse representados por alguna de las actrices más vanguardistas. Mientras que los metalizados (los más fotogénicos) son una apuesta segura.

Cada entrega de los Oscar reúne a las mayores estrellas de Hollywood, los más grandes diseñadores, las últimas tendencias y los mejores estilistas; la cita es hoy y el mundo entero está invitado.


Los regalos de los invitados

Desde hace 17 años, los nominados al Oscar reciben una más que generosa bolsa de regalos que incluye desde joyas, tratamientos de belleza, sesiones de terapia, cenas y hasta exclusivos viajes.

La bolsa de regalos llamada "Everyone Wins" ("todos ganan") se envía a los nominados en la semana previa a la ceremonia y en ella se encuentran los "detalles" que las marcas colaboradoras donan. Aunque para participar deben abonar una tarifa de al menos 4.000 dólares (unos 3.500 euros). La empresa encargada no reveló el precio de cada regalo, pero sí se sabe que la bolsa supera las seis cifras, un precio similar al de la edición anterior que rondó los 100.000 dólares.

Los más recordados

Halle Berry


En el año 2002, la actriz apareció con uno de los diseños más sexy que se hayan visto en la entrega de premios. Con un cuerpo de tul bordado con flores y una falda de tafetán de seda de color bordó, la actriz acaparó todas las miradas gracias al modelo de Elie Saab). Fue tan recordado, que el vestido tiene una entrada en Wikipedia y fue votado como el octavo más importante de todas las alfombras rojas.

Jennifer Lawrence


La joven actriz lució en el 2013 elegante diseño de Dior valuado en $4 millones de dólares, convirtiéndose en el más caro de la historia de los Oscar. De color rosa pálido, hombros descubiertos y una gran falda campana con cola; el vestido fue el que terminó recibiendo más protagonismo del esperado cuando la actriz tropezó al subir las escaleras para recibir su premio.

Audrey Hepburn


El vestido más famoso de la historia y que ocupa el primer lugar de las listas de los mejores atuendos de los Oscars, es el que Hepburn utilizó en 1954. Creado por Givenchy de forma exclusiva para la actriz, era un sencillo pero elegante diseño de encaje con flores, cuello bote, un pequeño cinturón y una falda voluminosa. Un reflejo fiel del modelo clásico de vestidos de los años 50 que retrata a la perfección el famoso estilo de Audrey Hepburn.


 

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos