Las mujeres de Hollywood marcaron un hito en la historia de la industria de ese país. La 75 edición de los Globos de Oro se tiñó de negro gracias a todos los que decidieron vestir de este color bajo los lemas de la campaña "Time's Up" ("Se acabó el tiempo") "WHYWEWEARBLACK" ("¿por qué vestimos de negro?").

Las actrices de Hollywood, de negro 

El motivo por el cual las principales figuras del cine y la televisión de Estados Unidos asistieron a la alfombra roja vestidas de negro fue para luchar contra los abusos sexuales en el trabajo que miles de mujeres, tanto de Hollywood como de otras industrias sufren a diario, y a favor de la igualdad de género en absolutamente todos los aspectos.

Sin embargo, algunos no respetaron el código de vestimenta que formaba parte de la campaña "Time's Up", na iniciativa impulsada por Reese Witherspoon, Alyssa Milano, Maggie Gyllenhaal y otras artistas, que recaudan fondos para ayudar a mujeres y hombres que han sido sexualmente hostigados, agredidos o abusados en sus trabajos.

Una de las mujeres que no vistió de negro fue la modelo y actriz alemana Barbara Meier. Ella optó por un vestido bordado con estampado floral y una cola de plumas de tonos pastel.

Otra fue Blanca Blanco, intérprete de "Torch", quien se puso un vestido de terciopelo rojo con corte asimétrico, con una manga semiabierta y un tajo lateral.

Tras recibir muchísimas críticas en las redes sociales, salió a defenderse en su cuenta de Twitter: "La situación es más importante que mi vestido #TimesUp". 

La más llamativa fue Meher Tatna, presidenta de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, que eligió llevar un vestido rojo con bordados y un saco largo haciendo juego para la ceremonia de premiación. Sin embargo, lució un pin para apoyar la iniciativa "Time's Up". 

Ella decidió utilizar un color festivo durante la gala, porque es habitual hacerlo en el marco de las costumbres de su cultura india.