A pocos días de la entrega de los premios Oscar, el domingo 24 de febrero, una decisión de la Academia de Hollywood despertó el enojo de la colonia artística. 

El presidente de la institución, John Bailey, anunció que los premios a fotografía, edición, cortometraje y maquillaje y peluquería se entregarán durante los cortes publicitarios para que la gala sea más corta. 

Los directores mexicanos Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón y el actor Russell Crowe fueron algunas de las voces que se alzaron para repudiar la decisión.

"¿La Academia va a eliminar la cinematografía, la edición y el maquillaje de la gala televisada? Esta es una decisión tan estúpida que ni siquiera me voy a molestar en tratar de ser arrogante. Es demasiado estúpida para discutirla", escribió en Twitter el actor neozelandés ganador de un premio Oscar.

Lo mismo hicieron los directores latinos, también dueños de galardones de la Academia. "No me atrevería a sugerir qué categorías deben ocurrir durante los comerciales en la noche de Oscars, pero, por favor: la cinematografía y la edición están en el corazón de nuestra artesanía. No se heredan de una tradición teatral o literaria: son el propio cine", escribió del Toro, ganador del Oscar en 2018 por "La forma del agua".

Por su parte, Cuarón, nominado este año por "Roma", también expresó su disconformidad. "En la historia del cine, las obras maestras han existido sin sonido, sin color, sin historia, sin actores y sin música. No hay una sola película que haya existido sin la cinematografía y sin la edición", publicó.

La gala de los Oscar suele durar unas cuatro horas, por lo que la organización y la cadena ABC encargada de la retransmisión tomaron cartas sobre el asunto para que la ceremonia se acorte una hora eliminando ganadores.

Bailey explicó que la entrega de estos cuatro galardones "serán transmitidos online para que los seguidores en todo el mundo puedan disfrutarlos".