Si bien el escándalo que se desató luego de que Vicky Garay denunciara a Guillermo Ardohaín por violencia de género estalló hace casi una semana, Pampita se había mantenido al margen de la situación. 

Pero apenas regresó de sus vacaciones en el exterior, la diosa rompió el silenció y declaró: "Hablo todo el tiempo con mi hermano, se va a resolver en privado. A mí me parece que las cosas no se resuelven en los medios sino en la Justicia, pero cada uno se maneja como quiere".

"Yo estoy apoyando incondicionalmente a mi hermano. Yo no soy quién para juzgar cómo se maneja la gente. Yo estoy apoyando incondicionalmente a mi hermano", sostuvo en un móvil para "Los Ángeles de la Mañana".

Al escuchar las declaraciones de su ex cuñada, Vicky utilizó su cuenta de Twitter para responderle y disparó: "Disculpáme yo no tuve la suerte que me tomaran una denuncia el mismo dia. La justicia no fue tan justa con una mujer y esa fue mi indignación".