Adabel Guerrero se convirtió en mamá de Lola en abril del 2018. La primera imagen que se recuerda de la bailarina con su hija es una en la que ambas están en la camilla del hospital y la morocha, con lágrimas en los ojos, le cantó una canción de cuna.

Adabel Guerrero y Lola

En esta oportunidad, Adabel confesó que con el paso de los meses fue perdiendo prejuicios con la maternidad y ya no teme amamantar en público.

"Antes de tener a Lola pensaba que amamantar en cualquier lado público era de mal gusto. Ahora, cuando Lola tiene hambre, no me importa nada. Lo único importante para mi es el bienestar de mi bebé. Si ella llora porque tiene hambre y no puedo apartarme para amamantar, le doy la teta. Lo tomo como algo natural el sacar el pecho y alimentarla. Un tip que puede serviles es usar un pañuelo largo en el cuello y con una de las puntas formo una pequeña 'carpita' para tapar a Lola mientras amamanta. Otra es usar corpiño para amamantar que cubre parte del pecho. Pero lo más importante es naturalizar el acto ya que es lo más natural y primitivo del ser humano, ser amamantado", escribió Adabel en Instagram. 

¡Mirá!