Enojada por las declaraciones de Facundo Arana, quien aseguró que las mujeres se realizan al ser madres, Muriel Santa Ana confesó que ella abortó a los 24 años porque no quería ser madre.

La discusión pasó a ser en torno al aborto.  Tomás Dente la acusó de "asesina" Malena Pichot salió a repudiar al periodista y las aguas se dividieron.

Para echar más leña al fuego, Muriel retomó la discusión y confesó en Twitter: "Les comento que acompañé a varias actrices a abortar o a comprar la pastilla del día después. Respeto su silencio y sus secretos a muerte. Pero somos muchas, eh...".