Pampita pasó un enero muy agitado. Separada de Pico Mónaco, la diosa disfrutó de sus hijos y de cuanto evento social hubo en Punta del Este. Luego se reconcilió con el tenista, y organizó una mega fiesta por su cumpleaños en México.

Febrero se presentó más tranquilo y la modelo se tomó unos días para viajar junto a sus tres hijos y su pareja a Disney. Desde Orlando, la conductora compartió las imágenes más lindas.