Santi Maratea comenzó a hacer colectas solidarias para poder ayudar a niños y adultos con enfermedades extrañas o con tratamientos muy costosos y Ezra fue uno de ellos. El nene tenía 3 años y falleció a causa del DIPG, es decir, glioma difuso intrínseco de tronco, un tipo de tumor cerebral muy agresivo y frecuente en niños. 

En las últimas horas, su cuadro se había complicado y falleció en el Hospital Posadas. Fue el único establecimiento que lo recibió, según había contado el influencer a través de sus historias de Instagram. Gracias a la colecta que se había hecho, el bebé estaba por viajar a Houston para iniciar un tratamiento, pero no llegó. 

La noticia la dieron a conocer los padres del menor a través de un video en las redes sociales. "Y un día decidiste la libertad, un día probaste cómo era volar y te enamoraste de las nubes. Una mañana quisiste descansar y decirle al cáncer que podía tenerte en cuerpo pero no en alma...Y hace un rato decidiste que era hora de volar y nosotros te acompañamos en esta nueva ruta porque te amamos, porque ahora nos queda la certeza de que sos libre", comienza el desgarrador posteo.

El dinero lo habían recaudado en el mes de julio del 2021 donde Maratea había unificado tres causas. Allí se consiguieron más de 150.000 dólares para que Ezra se realice los primeros tres meses de tratamiento. "Esto fue una obra maestra. Yo lo sabía, entre los ricoteros y los cachetes de Ezra no había que hacer mucho esfuerzo. Solo había que hacer un buen plan y así lo hicimos. Conseguimos 15.922.000 pesos", había confirmado el influencer el día que recaudaron lo necesario.

Santi Maratea junto a Ezra.
Santi Maratea junto a Ezra.

Por el momento, el influencer no dijo nada, sólo compartió una foto en negro con una corazón roto. Está no es la primera vez que fallece una de las personas que él ayudó y es una situación muy difícil para Maratea.