Paz Ferreyra, mejor conocida como Miss Bolivia, es una de las afortunadas que pudo salir del infierno de las adicciones.

La cantante saltó a la fama cuando ya estaba recuperada y agradece todos los días haber dejado atrás los oscuros días plagados de droga. Un 25 de diciembre de 1998 Paz decidió encaminar su vida y no volver atrás.

La cantante celebró estar lejos de las drogas

En vísperas de Navidad, la intérprete de "Tomate el Palo" envió un significativo mensaje que podría ayudar a todos lo que están pasando por el mismo infierno que ella pudo superar: "Sé que parezco de 41, pero tengo 18. 18 años sin falopa, el mejor regalo que me hice aquella navidad. Aguante la vida, que podrá tener sus bemoles pero me encanta y la elijo cada día".