A pesar de su fama, su éxito y su dinero, Lionel Messi tiene los pies sobre la tierra y la humildad es su característica principal. 

El astro del fútbol viajó con Antonela Roccuzzo y sus dos hijos a Rosario para recibir el año rodeado de todos sus seres queridos y brindó por un 2018 lleno de alegrías y desafíos.

Por un lado, Lio y su mujer darán a luz a su tercer hijo que, como los otros dos, también será varón y, por el otro, el deportista jugará como capitán de la selección argentina el Mundial de Rusia.