Una vez más la pareja de Wanda Nara y Mauro Icardi estuvo al borde de la cornisa. El futbolista dejó de seguir a su mujer en Instagram, publicó sugerentes mensajes que dejaban entrever una crisis y la blonda volvió a su apellido de soltera en las redes sociales.

Por si esto fuera poco, el matrimonio tomó distancia física y la rubia viajó a Argentina con su hijo mayor, Valentino, mientras el capitán de el Inter se quedó en su casa de Milán.

Pero no es la primera vez que la pareja más polémica del mundo del fútbol sortea un crisis.Ni bien la diosa regresó a Italia, este jueves, la pareja se encargó de demostrar en las redes sociales que las cosas ya están bien entre ellos.

Mauro compartió una imagen merendando con su mujer y luego otra foto antigua y escribió "te amo" encima de la postal.