Casi un mes después de recibir fuerte repudio público y ser acusado de pedofilia, Martín Cirio, conocido como "La Faraona", reapareció en su cuenta de Instagram y habló del tema. 

El youtuber fue denunciado penalmente luego de que salieran a la luz tuits viejos en los que se refería de manera sexual a menores de edad. 

"Este mes que estuve desaparecido en redes, ni siquiera estuve entrando. Hablé con muy poca gente, mis amigos me venían a cuidar. Me estuve analizando un montón, yendo a terapia para replantearme cosas de mi humor, de cosas que yo hago, que hacía, formas de expresarme. No quería hacer como que nada pasó o redoblar la apuesta o salir con el típico discurso de 'todos me envidian'", arrancó Cirio en sus historias de Instagram. 

Además, habló del extenso descargo que hizo días después de las acusaciones en el que aseguró que lo atacaban porque él visibilizaba cosas. 

"Pasó algo que fue gravísimo que lo generé yo. Necesitaba tomarme este tiempo para apagar todo el ruido externo y meterme para adentro, pensar qué es lo que genera el humor. Hay un montón de cosas que yo nunca analicé. Cuando hice ese video de descargo de Youtube lo hice en el ojo de la tormenta donde no pude procesar nada, lo único que venían eran bombas y quería salir a aclarar que yo no soy esto", reflexionó. 

Y luego se refirió en concreto a sus tuits donde aseguraba que se sentía atraído sexualmente por menores de edad: "Lo que escribí en esos tuits es nefasto, no importa si se escribió hoy o en 2010. Lo que dije fue horrible porque hay un montón de gente que se le caga la vida por este tema. A veces no importa que las intenciones no sean malas, si lo que hacés es cruel no importa que las intenciones sean buenas. Esos chistes eran una mierda y hoy reflotado lastima a un montón de gente y les pido mil perdones. No puedo hacer más que eso". 

"Esos tuits me convierten en un idiota que hizo chistes con algo que no se jode, no me convierten en un pedófilo. Los que me conocen saben que yo voy para el otro lado, a mí me gusta la gente grande. Ni siquiera podría salir con un pibre de 25. No me calienta, no está ahí nada sexual mío", insistió. 

Por último contó qué sintió cuando vio que salieron a la luz todos esos mensajes viejos: "Fue un shock enorme. Me costó mucho leerlos. Fue como '¿yo escribí esta mierda?'. Sí, la había escrito yo".

Y concluyó: "Perdón, no puedo hacer más nada que pedir perdón". 

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos