"¡¡Como operan algunas personas!! Encima con mala información. Una sola persona sabía esa información errónea que no estaba actualizada. Raro", escribió Luciana Salazar en su cuenta de Twitter en referencia a la información que habían dado en "Pamela, a la tarde". Allí, aseguraron que la modelo había vendido los derechos para transmitir detalles de su vida junto a Matilda, su primera hija.

Al mismo tiempo su abogada, Ana Rosenfeld, quien se encontraba en el piso negó rotúndamente la existencia del programa ya que como su representante legal ella era la encargada de revisar y autorizar todos sus contratos.

Sin embargo, a menos de 15 días del hecho Luli firmó contrato con Kuarzo Entertainment Argentina y lo celebró en la misma red social: "Feliz de pertenecer a la familia de KZO".