Tras confirmar que pasaron por una crisis con Eugenia "China" Suárez, Benjamín Vicuña armó las valijas y viajó a España acompañado por la actriz y su hija, Magnolia, de un año, para asistir al Festival de San Sebastian. 

Tras despojarse de las responsabilidades laborales, el actor chileno disfrutó de unas mini vacaciones en Barcelona con su mujer y su pequeña. 

A través de su cuenta de Instagram, Vicuña subió una foto para mostrar que la tormenta ya pasó y que entre ellos está todo más que bien.

"Náufragos", escribió junto a la tierna postal donde se los ve en trajes de baños, acaramelados y con su bebé a upa.