La "China" Suárez es muy cuidadosa de no mostrar en las redes a sus hijas. Si bien la actriz comparte fotos de ellas, procura nunca mostrar sus caras.

Este lunes, la artista publicó una imagen de Magnolia con tan solo dos semanas de vida, de espaldas en brazos de su padre, Benjamín Vicuña.

La postal recibió, por un lado, un montón de comentarios halagadores y miles de felicitaciones y, por el otro, muchas críticas por no mostrar del todo a la pequeña.

"¿Tanto misterio tiene esta mina por mostrarle la cara a sus hijas? Tampoco es la presidenta de la Nación", escribió una seguidora de la actriz y enseguida "La China" saltó como leche hervida: "Ningún misterio. Es para que gente como vos que va por ahí opinando no hable de lo más sagrado que Dios me dio".

Otro de los comentarios decía: "Para poner esa foto no pongas nada. Cualquiera", y una vez más la flamante madre retrucó: "Volá de mi Instagram Tamara si no te gusta".

Varios fans le pidieron que no preste atención a los comentarios negativos y ella explicó: "Respondo así estoy cerca. Respondo lo bueno y lo malo (…) ¡No reniego! No me cuesta nada escribir y responder lo que pienso".

Por último, una usuaria de la red le quiso poner un poco de humor a la cosa y comentó: "¡La cesárea es brava! La China está con hormonas a pleno jajaja. Hermosa foto, no hay que ser igual a los demás…". Más tranquila, Suárez respondió: "Jajaja nada de hormonas. Es mi personalidad, estaba más tranquila haciendo un esfuerzo por no responder pero ya fue".