La China Suárez se toma la privacidad de su familia muy en serio. La actriz nunca quiso mostrar la cara de Rufina, su hija con Nicolás Cabré, y la de Magnolia, fruto de su relación con Benjamín Vicuña, la compartió luego de varios meses de su nacimiento.

La actriz tenía un acuerdo con su ex pareja, Cabré, de proteger la identidad de Rufina, por lo que siempre subía fotos de la nena, pero de espaldas o sin que se vea su rostro. 

Pero al parecer ese arreglo terminó y la China finalmente compartió una hermosa imagen de su primera hija. "Mi budita amada", escribió. 

�� Mi budita amada ��

Una publicación compartida de China Suarez � (@sangrejaponesa) el