El martes por la noche, Juana Repetto compartió una imagen por la finalización de la "Semana de la Lactancia Materna" y generó polémica.

En la imagen se la puede ver sentada en el inodoro con la bombacha baja y amamantando a su hijo Toribio. Inmediatamente sus seguidores la criticaron y le dijeron que la foto era "innecesaria".

Horas más tardes, Juana decidió hacer un "mea culpa" y reconoció que se "cebó".