El martes, Dalma Maradona cumplió 32 años y, si bien recibió mucho amor de familiares y amigos, tuvo que soportar que Diego, su papá, le tirara un "palito" en su día a ella y a su mamá, Claudia Villafañe

"Hay 50 rosas que nunca me aceptaste, pero vos para mí fuiste siempre la primera. Esto no pasa por el amor que sienta por vos, sino por lo que tu mamá me robó. Feliz cumpleaños Dalma", escribió el "Diez" en su Instagram.

LEÉ TAMBIÉN: El saludo de cumpleaños, y "palito", de Diego Maradona para Dalma: "Esto pasa por lo que tu mamá me robó"

De manera contundente, Dalma, que fue mamá hace tres semanas, decidió no darle lugar: "¡Otra vez más elegiré el silencio! Tengo una hija sana y ese es mi mejor regalo hoy. Soy muy feliz y solo quiero amor en mi vida. ¡Nada más! Gracias mamá por tanto amor, gracias hermana, Benja, Andrés, Lloly, amigos y Roma de mi corazón. ¡Amor o nada!". 

Por su parte, Gianinna también utilizó su Instagram para referirse a las palabras de su padre y dejó en claro que está cansada de su actitud. 

"Please no cuestionen ni quieran hablar conmigo lo que escribió Diego Armando. No me interesa 'debatir' lo que hace el otro. No me suma! GRACIAS!", disparó.

Luego decidió profundizar en el tema: "Yo dejé todo de lado por ver la felicidad en la cara de otros, por priorizar 'lazos' o por el simple hecho de pensar que todo valía la alegría de las personas que quería... Sentía que había que dejar de lado el dolor que ciertas personas me habían causado porque yo era diferente. Sin embargo, del otro lado lo único que recibí fueron puñaladas y desprecio. Volvió a ser lo que nunca dejó de ser".

"Sentía que había que dejar de lado el dolor que ciertas personas me habían causado. Sin embargo, del otro lado lo único que recibí fueron puñaladas y desprecio".

Y reflexionó: "¿Me enoja? ¿Me duele? No. Ya no. Porque dejé de esperar que el otro actúe como lo hago yo. Asumí que YO soy así, yo doy más de lo que recibo y que hay personas que solo te usan cuando necesitan algo a su favor y después se olvidan que sos hija, hermana o conocida. Aprendí que el otro es simplemente otro y que yo no puedo exigir que las cosas cambien, porque el otro es simplemente otro. Deje de 'tratar de entender' y simplemente acepté". 

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Hungría

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Hungría

El presidente Alberto Fernández se quedó "frío" con la decisión del funcionario.

La primera renuncia en el gobierno de Alberto Fernández

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos