Susana Giménez y su nieta, Lucía Celasco, son protagonistas de un verdadero escándalo por una grave caso de extorsión.

 

Un periodista recibió un adelanto de cuatro videos pornográficos de la joven de 23 años y aseguró que el dueño del material pidió 8 mil dólares a cambio. La Justicia de La Plata ya comenzó a investigar un intento de extorsión a la diva y su familia.

 

 

Ante esta situación, Florencia Peña, que fue víctima de un hacker años atrás cuando filtraron un video sexual con su pareja, apoyó a la joven en Twitter: