"El Emperador" no tiene fieles en Comodoro Rivadavía. Alexander Caniggia no la pasó muy bien durante una visita a un boliche de esa ciudad de la Patagonia. 

El hijo de Mariana Nannis le cantó a la gente presente y, como si fuese una estrella de rock, se tiró sobre la gente pero nadie lo agarró. El blooper quedó registrado y viralizado en las redes sociales.

Mirá:

Además, el excéntrico hermano de Charlotte vivió otro mal momento ya que un chico le robó sus gafas durante la presentación. "Perdí los lentes pero exploté la noche. Si se los ven puestos al que me los robó, mátenlo a piñas. Recompensa, una cena conmigo", escribió furioso en Instagram Stories.