En las últimas horas, la China Suárez relató una lamentable situación que le tocó vivir cuando volvía a su casa junto a su hija de tres meses Magnolia, fruto de su amor con Benjamín Vicuña.

"Semáforo de Costa Salguero, volviendo a casa con Magnolia en el auto, un viejo pajero empieza a ir a la par mía. Frena, baja la ventana, me hace gestos asquerosos, me sigue con el auto un par de cuadras y se me congela la sangre del miedo", comenzó la actriz.

Luego, continuó: "¿Hasta cuándo esa impunidad hijos de la mierda? ¿Por qué una persona tiene que hacerte pasar ese momento horrible con tu bebé en el auto? Ni siquiera me animé a sacarle fotos, ni a grabarlo. ¿Qué se hace en estos casos? Tengo mucha bronca e impotencia".

Por último, escribió sobre el acoso callejero que sufrió: "Logré anotar la patente. ¿Hacés la denuncia y quién te protege cuando el tipo se entera? Lo mío es un detalle al lado de las mujeres que denuncian maltrato y después quedan a la buena de Dios".