Después que Lionel Messi fue comprado por el equipo de fútbol París Saint Germain tras estar en el Barcelona por más de 21 años, toda su familia, Antonela Roccuzzo, y sus tres hijos Mateo, Thiago y Ciro, se mudó a la capital francesa para comenzar una nueva vida.

En ese sentido, la botinera de 34 años ya se mueve como una local en París y disfruta del día a día junto a sus hijos, con quien suele dar paseos para recorrer los distintos puntos turísticos de la ciudad mientras el futbolista se prepara para el Mundial 2022.

Si bien la mayoría de sus experiencias con fanáticos suelen ser amistosas, Roccuzzo vivió un tenso momento durante uno de sus paseos con un seguidor cuando este quiso sacarle una foto a sus tres hijos.

"La esposa de Messi me pidió que no le grabara a sus hijos, bajé mi cel y le pedí disculpas. Ahí me dice que si quiero foto que saque una con ella, protege a sus hijos para que pueda tener tranquilidad en la hora de salir a pasearse. Al final una fotito con Antonela Roccuzzo", detalló el usuario de Twitter Alexis Gaona.