Wanda Nara ya no es una nena y aunque hace tiempo dejó de vivir como una, con 5 hijos y dos matrimonios, la blonda recién cumplió 31 años. Como todos los 10 de diciembre, la botinera celebró un nuevo aniversario de su nacimiento rodeada de la gente que ama.

Desde Milán, la diosa recibió miles de saludos de todas sus amigas, su hermana y sus seguidoras. Además su madre, Nora Colosimo viajó a Italia para estar junto a su hija en el día tan especial.

La empresaria compartió en las redes sociales todos los mimos que recibió de parte de sus hijos y justo antes de que finalizara el día, Mauro Icardi la sorprendió con un lujoso anillo de diamantes que impactó a la rubia.