Jimena Barón y Mauro Caiazza salieron a la pista del "Bailando" con ganas de romperla en el homenaje a Aretha Franklin. Sin embargo, inconvenientes técnicos opacaron su coreografía, que recibió un bajo puntaje.

En medio de su performance, la pantalla no se abrió a tiempo para que la actriz, su novio y los bailarines salieran para continuar el ritmo. 

Al principio, Jimena se lo tomó con mucho humor y compartió divertidas comparaciones en su cuenta de Twitter.

 
Luego, publicó un furioso mensaje porque su noche no fue como lo esperaba: "Más allá de los memes de la cerrada de puerta, me voy a dormir un poco enojada y triste. Nos veremos nuevamente en la sentencia con toda como siempre y deseamos de corazón seguir en este programa que amamos hacer y cumplir nuestro sueño hermoso".