"Richard de mi vida te extraño mucho y te entiendo todo ahora más que nunca. Tenías razón en muchas cosas", escribió hace un mes Gustavo Martínez, el ex de Ricardo Fort y actual tutor de los hijos del chocolatero: Marta y Felipe

 
Ahora, Martínez escribió un mensaje misterioso: "Una muerte que parecería tener más mentiras que verdades . ¿Habrá verdades escondidas? La justicia divina seguro que sí". 

 
 
Ricardo Fort murió en 2013, debido a una hemorragia que le desencadenó un paro cardíaco. El mediático se grabó en la clínica donde estaba internado, apenas unos días antes de fallecer. Le llevó tranquilidad a sus seguidores: "Me vine 15 días de spa para que me mimen, me cuiden, comer cosas ricas, que los médicos me curen de todo lo que tengo que curarme y salir diez puntos para disfrutar la vida", dijo. 

Debido a su muerte inesperada, las sospechas de mala praxis no tardaron en llegar. Luego de las debidas investigaciones, la Justicia determinó que el accionar de los médicos fue el correcto y que el deceso se produjo por "muerte súbita cardíaca".

"El paciente fallece con una infección generalizada con la forma clínica de sepsis, pero no de ella. El tratamiento antibiótico empírico realizado es el tratamiento correcto y habitual en estos casos. Sobre la base del análisis de los datos de la autopsia y de la historia clínica surge que el paciente muere por un cuadro de 'muerte súbita cardíaca'".