En las últimas horas, la noticia de que Eduardo Massa Alcántara, conocido como Cabito, quedó desvinculado del ciclo radial "Basta de todo", que conduce Matías Martin, sorprendió a todos. 

El conductor explicó los motivos que generaron muchas repercusiones: "Es una decisión dolorosa de la cual me hago cargo como conductor de grupo, del programa, del equipo”.

“Sentí que hace rato que el programa había perdido algo. Por ahí suene contradictorio, en estos últimos años, aún con un desgaste que vengo sintiendo y problemas puntuales, sabrán entender que no voy a estar contando internas, no voy a alimentar puteríos… venía sintiendo que como parte del desgaste de este matrimonio de 18 años, del recorrido, que el programa pedía a gritos cambios", continuó.

 

Y explicó: "La única manera de crecer y reinventarse era cambiando y Cabito hacía tiempo que había tenido algunos episodios de salud y, por otro lado, una participación dentro del programa que se había ido achicando, no quiero ahondar en detalles“.

Luego aseguró: "Me pareció que lo mejor para el programa, para el equipo era que Cabito no siga en Basta. Lo vengo hablando con él desde hace un par de años, no es una situación nueva. Celebro que en estos meses donde muchos lo notaron más callado, más triste, hayamos tenido grandes momentos. Con tanto amor hicimos este programa y construimos vínculos que hoy no puedo mostrarme menos que dolido por perder dentro del programa a una de las personas por las que más cariño siento”.

“Tomé una decisión dolorosa que algunos pueden entender y otros no”, concluyó.

Por su parte, el actor y productor realizó un extenso y duro descargo en su cuenta de Instagram.

"Alguien alguna vez me dijo que los amigos se cuentan dos veces en las buenas para ver cuántos hay y en las malas para ver cuántos quedan. Mi suerte es que perdí muy pocos, pero fue duro el aprendizaje. Lo descubrí en mi operación, cuando clínicamente dejé de respirar y mi corazón frenó un tiempito, situación que me llevó a terapia intensiva varios días. Ahí descubrí quién se preocupo, quién llamo, quién vino a verme y quiénes no. El golpe fue duro, pero se aprende, cómo de esta situación también", comenzó.

"Mi suerte es que perdí muy pocos amigos, pero fue duro el aprendizaje".

Además, escribió: "Quiero agradecer también a quien es ahora el gerente artístico de la radio y a sus dueños que siguen confiando en mí y creen que aún tengo cosas para dar. Dios quiera nos volvamos a encontrar, no tengo palabras para agradecer todo lo que me acompañaron, escuchándome, viniendo al teatro, viéndome por tele o en el cine. Ojalá pronto prueben mi comida o vuelvan a verme y escucharme. Gracias por su preocupación, por alentarme a bajar 125 kg, por su amor incondicional. Me lo quedo para siempre. Hoy ya no espero que sean las dos porque 'Basta de todo' se terminó".

Y sostuvo: "Esta es la mejor manera que encontré para despedirme de ustedes. El lunes en el programa me ofrecieron hacerlo al aire, pero yo preferí que este sea el camino, con los que me siguen o los que me quieran leer. En primer lugar mi agradecimiento eterno para ustedes queridos oyentes, quienes pagaron mi sueldo y acariciaron el alma con cada saludo, cada foto, cada comentario sobre las risas o cómo les cambia el humor en momentos difíciles. Fueron mi motor diario, mi razón y parte fundamental de mi pasión por el medio. No puedo dejar de agradecer todos los mensajes de amor, de respeto, de solidaridad que recibí estos dos días (de amigos, compañeros, otros programas de la radio,  sus conductores, recursos humanos, comercial, clientes y sponsor que se convirtieron en amigos y soldados. De los oyentes silenciosos). Contesté todos y cada uno de ellos, con un nudo en la garganta".

"Esta es la mejor manera que encontré para despedirme de ustedes. En primer lugar mi agradecimiento eterno para ustedes queridos oyentes, quienes pagaron mi sueldo y acariciaron el alma con cada saludo".

"Es muy doloroso para mi esta situación, dejar un trabajo que ame durante más de 15 años y más de 18 en la empresa. Trabajo que me dio mucho y al que le di mucho yo también. Pero es eso, un trabajo. No es ni un matrimonio, ni un club de amigos. Y en un trabajo cuando sos útil o funcional sos parte y cuando dejas de serlo te invitan a retirarte. Y esta bien que así sea. Yo sé que estoy en deuda con ustedes, que este año no los hice reír tanto, fue un año muy complicado para mí, que arrancó con la muerte de mi abuela (mujer que me crió), siguió con mi separación después de ocho años, eso afecto mi humor notablemente y perjudicó mi trabajo", manifestó.

Esta es la mejor manera que encontré para despedirme de ustedes. El lunes en el programa me ofrecieron hacerlo al aire yo preferí que este sea el camino, con los que me siguen o los que quieran leer. En primer lugar mi agradecimiento eterno para ustedes queridos oyentes, quienes pagaron mi sueldo y acariciaron el alma con cada saludo, cada foto, cada comentario sobre las risas o cómo les cambia el humor en momentos difíciles. Fueron mi motor diario, mi razón y parte fundamental de mi pasión por el medio. No puedo dejar de agradecer todos los mensajes de amor, de respeto, de solidaridad q recibí estos dos días ( de amigos, de compañeros de otros programas de la radio, de sus conductores, de rrhh, de comercial, de clientes y sponsor q se convirtieron en amigos y soldados. De los oyentes silenciosos) Conteste todos y cada uno de ellos, con un nudo en la garganta. Es muy doloroso para mi esta situación, dejar un trabajo que ame durante más de 15 años y más de 18 en la empresa. Trabajo que me dio mucho y al que le di mucho yo también. Pero es eso, un trabajo. No es ni un matrimonio, ni un club de amigos. Y en un trabajo cuando sos útil o funcional sos parte y cuando dejas de serlo te invitan a retirarte. Y esta bien q así sea. Yo sé q estoy en deuda con ustedes, que este año no los hice reír tanto, fue un año muy complicado para mi, que arranco con la muerte de mi abuela (mujer q me crió) siguió con mi separación después de 8 años, eso afecto mi humor notablemente y perjudicó mi trabajo. imaginemos la situación de un gerente de banco, no le importa lo q pase en tu casa el juzga tu desempeño x q es un trabajo y esto también. Además hace muchos meses que me había informado q a fin de año se terminaba mi participación en el programa, no hay dudas que mi humor cambio. Primero iba a terminar a fin de año, después fin de noviembre y después me pidió q sea el viernes cuando terminaba la fiesta, es por eso que no subí al escenario a saltar y bailar con el grupo del programa, dado estaban festejando y mis manos estaban vacías como mi corazón, me pareció q no tenía nada para festejar. sigue....

Una publicación compartida de cabito (@cabito) el

Por último, se refirió a Martin: "Además hace muchos meses que me había informado que a fin de año se terminaba mi participación en el programa, no hay dudas que mi humor cambió. Primero iba a terminar a fin de año, después fin de noviembre y después me pidió que sea el viernes cuando terminaba la fiesta, es por eso que no subí al escenario a saltar y bailar con el grupo del programa, donde estaban festejando y mis manos estaban vacías como mi corazón, me pareció que no tenía nada para festejar. Agradecimiento a Matias por la oportunidad de hacer tele hace tantos años, por la radio y por mi crecimiento profesional durante tantos años y tantas cosas compartidas".

"Es muy doloroso para mi esta situación, dejar un trabajo que ame durante más de 15 años y más de 18 en la empresa. Cuando sos útil o funcional sos parte y cuando dejas de serlo te invitan a retirarte".